Akon

akon_bioEl mero hecho de sobrevivir al día a día es donde subyace la inspiración de un verdadero artista. El multi facético Akon no es una excepción a esta regla. Su dinámico álbum de debut, Trouble, una colección de conmovedoras canciones, refleja de la forma más creativa imaginable, los altos y bajos de las experiencias de este cantante, compositor y productor. Un puñado de creaciones hip hop soul, Trouble es el primer tour-de-force de Akon.

«TROUBLE surgió de la lucha por la que he pasado y de lo que hice y aún hago para corregir esas cosas», comenta Akon, quien ha tenido sus más y sus menos con los problemas de la adolescencia, tanto en el plano legal como en el educativo, tal como se refleja en su canción de redención Trouble Nobody. «Tengo el hábito de escribir sobre todo por lo que pasa», explica, «y este álbum da una fiel imagen de donde estoy ahora».

Africano senegalés, Akon se trasladó a los Estados Unidos cuando tenía siete años. El cabeza de familia es el legendario percusionista y músico de jazz Mor Thiam, cuya destreza para tocar el Djembe, un tradicional tambor africano, ha sido calificada como «sin rival». Akon ha crecido en un ambiente que considera la música como un tesoro y eso se nota en su maestría instrumental sin lugar a dudas.

Fue el profundo amor y la pasión por la música de Akon, inculcado desde niño, lo que le permitió encauzar su vida, a pesar de sus problemas de joven residente en New Jersey. Akon comenzó a tocar varios instrumentos de percusión y por fin se embarcó en la música y la cultura hip hop, a pesar de su inicial rechazo a la misma. «Cuando escuché por primera vez el hip hop, pensé que era basura porque no entendía el concepto de la gente cuando hablaba de música», afirma Akon, «Pero cuando comencé a madurar, a vivir un poco y a escuchar las letras, me di cuenta que yo estaba pasando por muchas de las cosas de las que esos raperos hablaban y que podía hacerlas mías».

Una vez que el hip hop entró en su vida, el desarrollo musical de Akon hizo explosión y comenzó a canalizar sus energías a la composición y la producción de su propia música. Canciones como Show Out demuestran cuánto ha influido el hip hop en él. La escasamente groove aunque dura Don’t tempt me/’Cuz I’m close to the edge/I’m trying not to lose my head, posee una letra de lo más inteligente. Al mismo tiempo la canción rinde homenaje a los pioneros del hip hop, todo ello manteniendo su propia identidad.

Su primer single, Bananza (Belly Dance) exhibe otra faceta del artista. En esta canción Akon se decanta por un ritmo mucho más alegre. Cantando sobre un beat seductor y sensual, «Bananza (Belly Dance),» es una de las canciones más irresistibles de Akon. La canción integra un up tempo dance único, con una instrumentación de viento distintiva que flota en el ambiente, lo cual, sin duda, pone al oyente de muy buen humor. La razón de ello, dice Akon, es que «Suceden muchas cosas negativas hoy en día». «Necesitamos hacer fiestas y divertirnos», continúa, «»Bananza…» es un disco de fiesta. Sencillamente entras en el club, te diviertes y disfrutas de las mujeres hermosas».

Sin embargo, la vida no trata solamente de mujeres hermosas y tiempo de ocio y Akon es muy consciente de ello. En la sombría y soul Ghetto, y en la meditativa e impresionante Journey, Akon le ofrece al oyente una profunda mirada a la dureza del mundo, una mirada emocionante también. Pero más que hacer sensacionalismo de su propio drama, Akon transmite, a su público el sentimiento de poder formar parte de su círculo interior.

El encanto personal y la habilidad de Akon para llegar al oyente es parte de todo su conjunto: un conjunto que incluye lo más importante, su distintiva voz y su relajado estilo de cantar. Es como si estuviera hablando contigo mientras canta de una manera muy íntima. «Cuando canto, el sonido viene del estado de ánimo que tenga. Estos discos vienen directamente del corazón», señala Akon.

Genuina y honesta, la música de Akon es un paso en una nueva dirección: una trayectoria que nos conducirá por un camino delicioso. Dice Akon, «Cuando estoy ante el micrófono, doy parte de mí a quien me escucha».

~ por gohanrecords en marzo 23, 2009.

 
A %d blogueros les gusta esto: